Paleta Dreamy de Nabla

Buenos días bellas,

Ya estoy por aquí de nuevo, por fin he vuelto a la normalidad tras meses duros de organización y preparación de la boda. Si me seguís por Facebook o Instagram habéis podido ver algún adelanto de la boda y para las que los hayáis visto ¡miles de gracias por vuestros comentarios! ¡sois estupendas! Fue uno de los días más felices de mi vida y os puedo asegurar que aún sigo en esa nube de plena felicidad ¡qué día más emocionante!

Pero ahora toca pisar tierra y volver, volver a la carga con el blog y con muuuuuchas novedades que os quiero mostrar pero antes de enseñaros todo eso voy a enseñaros una joya que ha dado mucho que hablar durante esta semana y no me extraña, porque es preciosa. Os hablo de la nueva y primera paleta de sombras que la marca italiana, Nabla, ha lanzado al mercado el pasado 18 de octubre.

Si, como veis en la foto ya está requete sobada jaja y es que no pude evitar poder meterle el dedo nada más llegar a casa y empezar a crear looks con ella. Desde que la tengo no paro de usarla, me encantan los colores. Cada uno de ellos son súper especiales.

Pero, si….. para esta preciosa paleta tengo un PERO y es que he echado en falta una sombra en tono piel. Este tipo de sombras son ideales para sellar un párpado tras haber aplicado un primer de ojos, así facilita mucho mejor el trabajo de la aplicación de sombras posteriores e incluso para igualar el tono del párpado y camuflar las pequeñas venas en el párpado móvil. Hay quienes incluso que puedan echar en falta un negro mate en la paleta, yo con este tipo de tonos no soy muy exigente. En este caso tengo el tono “Dogma” con el que me defiendo bastante bien a la hora de trabajar cualquier look de ojos. 

A continuación, os voy a hablar un poquito de cada una de las sombras que forman esta preciosa paleta:

Dreamy de Nabla, está compuesta por 12 tonos, con una alta pigmentación y divididos en 3 texturas diferentes: mates, perladas y metalizadas. Me encanta su cremosidad, no son polvorientas y se trabajan divinamente tanto en seco como con un pincel mojado (sobretodo las sombras metalizadas, el pigmento se potencia x100). Son fáciles de difuminar y, lo que más me gusta de ellas, es su larga duración. El look de ojos permanece intacto durante todo el día, se pierde una mínima parte del color ¡brutal!

Immaculate: es una sombra metalizada, es un blanco duocromo con pigmentos dorados. Suelo utilizarla para dar luminosidad al arco de la ceja y, ¡que halo de luz más bonito deja!

Illusión: es un tono marrón medio neutro ideal para transiciones.

Vanitas: una de las sombras que me ha enamorado de la paleta. Es un tono melocotón con un ligero subtono rosa y con millones de destellos dorados. Según incida la luz puedes verla más coral o más rosada. Es una sombra súper metalizada.

Delirium: una de las sombras metalizadas más potentes de la paleta. Un morado súper pigmentado formado por cientos de destellos azules y rosas. Me encanta su cremosidad y estoy deseando realizar un look con ella.

Byzantine: es un cobre viejo súper metalizado y cremoso. Me encanta este tono para realizar looks muy elegantes y clásicos, ¡ideal para navidad!

Sistina: otra de las sombras mate ideal para transiciones. Se trata de un rosa teja suave súper mate.

Metal Cupid: es una sombra metalizada totalmente especial. Tiene una mezcla de tonos que la hacen única: granates, fresas y marrones. Me flipa la pigmentación de las sombras metalizadas.

Inception: junto con delirium es uno de los tonos malvas/morados que forman la paleta y, sin duda, los que más llaman la atención respecto al resto de tonos por su intensidad. Este tono morado está compuesto un subtono marrón y destellos diminutos dorados.

Señorita: El segundo mate más potente de la paleta, un color teja/rosado súper intenso ideal para crear looks totalmente diferentes.

Rose Gold: mi tono favorito de la paleta, soy aficionada a este tipo de tonos pero esta sombra me ha robado el corazón. Como su nombre indica, una potente sombra rosa metalizada formada por cientos de destellos dorados.

Lullaby: un malva suave, super mate.

Dogma: como ya os he comentado antes, un color al que recurro mucho para intensificar algunas partes de los ojos para darles profundidad. Un marrón ultrapigmentado y súper mate.

 

Y, tras haber alucinado un poco con estos colores ¡todos súper bonitos y especiales! Os quiero hablar del packaging. Me encanta, el material es de un cartón muy resistente. En la parte delantera los dibujos de la galaxia y el relieve del nombre me han enamorado. Los diferentes tonos metalizados crean un universo lleno de color (Como el interior de ella). Es inmantada y, lo que agradezco es que lleve un espejo bastante considerable como para poder maquillarte con él. La paleta es muy compacta, apenas ocupa espacio ¡incluso la he llevado en el bolso!

¿Qué os ha parecido la paleta? ¿Cuáles han sido vuestras sombras favoritas?

¡Espero que os haya gustado el boom beauty del momento!

Besotes

Deja un comentario

20 − Doce =