Maquillaje para Navidad (2)

Buenos días bellas, como os dije hoy es viernes y toca mostraros un nuevo maquillaje para Navidad. El primero es apto para las más atrevidas y aquellas quién quieran lucir unos ojos bien potentes. Os dejo el link aquí por si queréis echarle un vistazo.

El siguiente maquillaje es elegante y algo más discreto que el anterior. Se puede llevar tanto de día como de noche. Un buen labial rojo clásico será la esencia del mismo para darle ese toque navideño. Los tonos dorados combinan muy bien con el labial propuesto así que pongámonos manos a la obra con el tutorial: 


Lo primero de todo será preparar nuestra piel, yo siempre uso el Quick Fix de Urban Decay que, aparte de iluminar la piel, difumina los poros. Os dejo abajo del todo los links de los productos utilizados para el maquillaje.

Siempre me gusta empezar por los ojos el maquillaje. Prefiero trabajarlos sin miedo a que pueda perder parte del rostro trabajado a la hora de caer algún tipo de pigmento de las sombras en la ojera. Esto es a gusto de cada una, pero como quiero obtener un ojo bien rasgado, siempre es preferible empezar por esta parte. Preparo el párpado con una sombra en crema, esta vez he utilizado un Eye Paint de L´Oreal que no solo unifica el tono sino que también proporciona un acabado satinado precioso. El tono utilizado es el 101 Eternal Withe. Lo aplico en el párpado móvil y difumino con la yema de los dedos. 

Una vez que mis párpados ya los tengo preparados para trabajar, aplico una sombra mate en color piel o beige para sellar la sombra en crema. Así las sombras que utilicemos a continuación será mucho más fácil poder difuminarlas. En este caso he elegido una sombra individual de Essence de la línea “The Velvets” en el tono o1. 

Ahora toca la parte más divertida. El truco para obtener un rasgado de ojos y sombras perfecto: Cortamos un pequeño trozo de cinta adhesiva y lo colocamos de forma diagonal de forma que el rabillo exterior del ojo pueda crear una línea recta hacia nuestra sien o ceja. No os preocupéis, podéis aplicar sombra que no traspasará la cinta. Así evitaremos cortes indeseados y obtener un ojo mucho más pulido. 

Para este maquillaje, he elegido la paleta Dreamy de Nabla. Una de mis paletas favoritas de este año. Si queréis saber más sobre ella, podéis echar un vistazo al post donde os muestro todas las sombras swatcheadas. Empiezo con la sombra Illusión para marcar de forma sutil la cuenca y con un pincel de difuminar, aplico y difumino a la vez. 

Sigo con Sistina, un rosa apagado precioso. Lo utilizo y aplico justo debajo de donde aplique Illusión. De esta manera daremos más profundidad a nuestra cuenca. Lo he trabajo con un pincel un poco más preciso para después con un picel limpio poder difuminar e integrarlo con el color aplicado anteriormente. 

Una vez que tenemos la estructura de nuestro párpado realizada es hora de empezar a darle color. Empezamos por la sombra más oscura y, la sombra que concetraré en el lado más exterior de nuestro ojo. Un marrón chocolate precioso súper pigmentado: Dogma. 

Con un pincel más preciso, tipo boli concentro mucho más pigmento en la zona donde justo quiero aplicarlo. Creo una especie de “V” y lo llevo hasta la mitad del párpado. Después difumino los cortes superiores para integrarlo con el resto de sombras. El trabajo en esta parte es constante, ya que será: aplicar color y difuminar hasta conseguir la intensidad que deseamos. 

Cuando ya tenemos la parte externa del ojo lista, empezaremos a trabajar el degradado de dorados. En primer lugar cogeremos Bizantine, un dorado viejo que me tiene enamorada. Lo aplicaremos con un pincel plano y ¡ojo! para conseguir más intensidad humedecer el pincel antes con un spray fijador y después coger sombra. De esta manera cogeremos mucho más pigmento de color y lo concentraremos justo en la parte central del párpado. Aplicamos desde abajo hacia arriba (justo hasta el corte de color que hemos aplicado en la cuenca). Y, después integraremos con el marrón oscuro difuminando ambos colores y el corte creado entre los dos. 

Aplicado Bizantine, seguimos con Immaculate. Una sombra blanca con destellos dorados que me encanta tanto para iluminar el lagrimal como el arco de la ceja. Con un pincel tipo boli más pequeño (como el de la imagen) aplicamos Immaculate en la parte interior del ojo que hemos dejado sin maquillar hasta el lagrimal. Para concentrar mucho más pigmento de color, podéis humedecer el pincel antes de coger color. Unimos ambos colores y difuminamos con un pincel pequeño de pelo suelto para eliminar los cortes. 

Una vez terminados los ojos, aplicamos Immaculate sobre el arco de la ceja para dar luminosidad a la mirada. Y, ya tendremos el maquillaje de ojos terminado.

Empezamos con el rostro con un primer que hasta ahora me está gustando mucho. Es de The Ordinary, una marca Low Cost creada con ingredientes de primera calidad. Es la Adherence Silicone con una textura cremosa que hidrata  y a la vez difumina poros e imperfecciones. 

Esperamos a que nuestra prebase asiente y definimos las cejas. Ya sabéis que me gusta lucirlas siempre lo mas natural posible. Por eso siempre eligo un lápiz para rellenar pequeñas calvitas y fijador. En este caso he utilizado un lápiz retráctil de Better en el tono Dark y, para fijar las cejas el Gimme Brown de Benefit *que por cierto, creo que lo han retirado del mercado. Esto es una minitalla que se acabara enseguidas. 

Aplicamos después nuestros precorrectores. Yo esta vez he elegido la paleta Infallible Total Cover de L´Oreal. Está formada por 5 tonos según la necesidad de la piel, yo en este caso he elegido: el verde (para camuflar rojeces), el morado (para iluminar zona alta de los pómulos y nariz) y un tono asalmonado (para aclarar la zona de las ojeras). Difuminamos con los dedos (es una textura tan cremosa que me encanta como se trabaja). 

Una vez que hemos corregido nuestras imperfecciones, pasamos a la base de maquillaje. Esta de Make Up Forever ya la tengo en las últimas. Es una base en stick que me encanta, no deja aspecto grasiento, se asienta genial en el rostro y, es especial para fotografía: Fondo de Maquillaje en Barra Ultra HD. La mejor forma de trabajarla es con una brocha de pelo sintético y tupida. No hace falta aplicar mucho producto ya que se difumina con facilidad y deja un aspecto increíble en la piel. 

Después aplicamos corrector para cubrir ojeras e iluminar algunas zonas del rostro como nariz o frente. Este es de YSL el Encre de Peau Hours Concealer. Se ha convertido en uno de mis favoritos de este año (en breve tendréis mis favoritos del año 2017 en el blog). Es de media-alta cobertura y su fórmula es muy ligera, ideal para aquellas que tengáis el contorno de los ojos seco como yo. Lo aplico con la Setting Brush de Real Thechniques (una de mis brochas favoritas para el corrector e iluminador). 

Una vez que tenemos el corrector aplicado, terminamos de trabajar la parte inferior de los ojos. Simplemente añado un poco de sombra Dogma a ras de pestañas y conecto con la parte superior de la sombras. Después aplico un Eye Liner en la línea inferior de agua, es de Bronx Colors, un dorado anaranjado precioso. 

Terminamos los ojos rizando las pestañas y aplicando muuuucha máscara de pestañas. Esta vez he elegido la Miss Baby Roll de L´Oreal (me encanta las pestañas que deja: largas y bien definidas). 

Con los ojos ya listos, terminamos el rostro con la paleta de contorno de Nyx Cosmetics. Una paleta muy versátil con la que puedes contornear, iluminar y broncear el rostro. 

Comienzo utilizando un tono grisáceo (tono Sculpt) para dar dimensión al rostro en pómulos, barbilla y nariz. 

Con el tono Cream, sello aquellas zonas donde he aplicado corrector. Es un tono amarillento que sumará más luminosidad a las zonas trabajadas con el corrector. 

Y, para finalizar utilizo el tono Tan para dar calidez al rostro, únicamente me centro en los pómulos. 

Para el colorete he elegido uno de los tonos que compone la paleta Sweet Cheeks de Nyx Cosmetics. Es un dorado con subtono amarillo que no solo da un toque de color sino también aporta luminosidad. De esta manera coloreo las mejillas sin aportar demasiado color, de tal forma que consigue una calidez muy sutil. 

Y, ponemos el broche final con un iluminador amado por todas las Urracas Beauty. Este maquillaje pide a gritos un iluminador potente y, no quería finalizar el maquillaje sin utilizar mi querido Opal de Becca

Para los labios, he elegido el rojo clásico de los clásicos Rubby Woo de Mac Cosmetics. Para utilizar colores fuertes en labios, os aconsejo utilizar un delineador del mismo tono que el labial. De esta manera conseguirás unos labios bien definidos y perfectos. 

Y AQUÍ TENÉIS EL RESULTADO FINAL DEL MAQUILLAJE DE ESTA SEMANA. TODOS LOS PRODUCTOS UTILIZADOS LOS TENÉIS ABAJO. 


Spray Quick Fix de Urban Decay Primer Adherence Silicone de The Ordinary Paleta de Correctores Infallible Total Cover de L’Oreal Base de Maquillaje en Barra Ultra HD de Make Up Forever Corrector Iluminador Encre de Peau Hours Concealer de Yves Saint Laurent Highlith & Contour Palette de Nyx Cosmetics Paleta de Coloretes Sweet Cheeck de Nyx Cosmetics Paleta de Sombras Dreamy de Nabla Lapiz de Cejas Retractil de Better Mascara de pestañas Baby Roll de L’ Oreal Eye Paint de L’ Oreal Iluminador Opal de Becca Sombra Mate The Velvets de Essence Gimme Brown de Benefit Lip Liner de Essence Labial tono Ruby Woo de Mac Cosmetics 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dos =