Gama Infallible de L´Oreal París

Buenos días bellezas. ¡Por fin viernes!

Hoy os traigo una reseña completa de la nueva y última gama Infallible 24 horas de L´Oreal París. Su nuevo formato stick ha revolucionado el mundo del maquillaje y, no solo por ser un fondo de makeup, sin más sino por que la marca nos propone apostar por diferentes tonos para esculpir y definir el rostro en un ¡PLIS, PLAS! 

La gama está compuesta por :

  • 6 tonos de fondo de maquillaje: 
    • 140 Natural Rose (Piel clara o para resaltar zonas específicas del rostro) 
    • 160 Sand (Pieles de medias a claras) 
    • 180 Radiant Beige (Pieles de medias a oscuras)
    • 190 Golden Beige (Pieles de medias a oscuras) 
    • 200 Honey (Pieles oscuras o para contornear el rostro) 
    • 210 Toffee Caramel (Pieles oscuras o contorno) 
  • 2 Coloretes en formato Stick 
    • 001 Sexy Flush (un rosa nude con subtono marrón) 
    • 002 Rosy Nude (un rosa algo más oscuro con subtono rojizo)
  • 2 Iluminadores 
    • 501 Oh my Jewels (Tono champagne) 
    • 503 Slay in Rose (tono rosa pálido, blanquecino) 
  • 4 Prebases de maquillaje 
    • Pore Refining Primer: cubrir poros 
    • Mattifying Primer: prebase matificante antibrillos 
    • Anti Redness Primer: prebase para camuflar rojeces
    • Luminizing Primer: Prebase iluminadora del rostro 

De esta gama, sin duda, lo que me ha llamado más la atención han sido los Primers o prebases de maquillaje. Por eso, empecemos a ahondar un poco más sobre ellas… 

En cuanto al formato de los primers se presenta en un tubo de plástico con aplicador de pump y bastante práctico en cuanto a tamaño. Es un producto que ocupa poco espacio a la hora de transportar o llevar en el neceser. Contiene 20ml y tiene un precio de 12,75€ que, en cuanto a calidad/precio puedo decir que ha resultado bastante idóneo.

Dentro de la gama, podremos encontrar 4 tipo de primers, según la necesidad de nuestra piel: 

Mattifying Primer (tubo negro): su textura tiende a ser ultraligera y de absorción rápida. Al contacto con la piel se vuelve acuosa y el resultado es como si no hubiéramos aplicado producto en el rostro. Se siente liviano y su fórmula es oil-free. Su función es resistir los brillos de las pieles mixtas y se puede usar tanto antes de la base de maquillaje, como después. Incluso para aquellos días (sobretodo en verano) que no queráis usar base pero mantener a raya los brillos, puedo decir que es un producto apto para ello. 

Anti Redness Primer (tubo verde): La función principal es camuflar y neutralizar rojeces en el rostro, especialmente irá genial para pieles sensibles, que después de haberse sometido a un tratamiento facial quieran contrarrestar la rojez antes del maquillaje. Su tono verde desaparece vagamente al contacto con la piel, es una textura ligera pero sin llegar a ser acuosa como la matificante. Es un producto para trabajar rápido ya que su fórmula tiende a secar de manera veloz.

Pore Refining Primer (tubo rosa): su fórmula tiende a ser exactamente la misma que la anti rojeces. Es otro de esos primers que podremos usar sin necesidad de utilizar posteriormente una base de maquillaje. Difumina los poros creando una superficie suave y lisa en la piel. El color rosa apenas es impredecible en la piel, se absorbe con facilidad y no aporta nada de color. 

Luminizing Primer (tubo holográfico): quizás sea una de mis prebases preferidas, no solo por la luz que aporta al rostro (sutil y natural) sino porque apenas contiene partículas reflectantes. Es una fórmula ultraligera con un tono nacarado precioso que hace que la luz salga de nuestro interior. Se puede trabajar tanto antes de la base, como después así como si quisiéramos resaltar algunas zonas del rostro para cubrirlas de luminosidad. 

En resumen, puedo decir que gratamente me han sorprendido estos primers. Son productos indispensables para las amantes del maquillaje y, para aquellas que quieran mantener a raya las imperfecciones. En cuanto al uso puedo decir que tanto el matificante como el antirojeces no les he dado mucha caña ya que al ser una piel seca carezco de brillos y, de rojeces. Pero puede resultarme util de cara a verano ya que mi piel pasa de ser seca a ser mixta. En cuanto al primer de poros es ¡un cañon! me encanta el resultado que obtengo junto a la base de maquillaje de la misma gama y, que sin él, el acabado final de la misma no me gusta nada. Los poros me los mantiene a raya durante horas y, la prebase iluminadora me gusta por ser tan versátil y multifuncional. 

Infaillible Stick Foundation Sculptant

Siguiendo el orden idóneo para conseguir un buen maquillaje, sigo contándoos sobre la base de la misma gama:

Formato. Se presenta en barra o stick, un formato poco común en nuestro fondo de maquillaje pero sí un producto idóneo y práctico a la hora de viajar. En mi cajón, tengo una de mis bases favoritas de este formato que es la Ultra HD de MUF. Hasta ahora, no había tenido la oportunidad de tener en mis manos un formato igual. Quizás por que no me llamaban la atención o, quizás, porque habían resultado un poco obsoletas y, con el tiempo al igual que la moda, las tendencias vuelven una y otra vez. Se presenta en un tubo de plástico y retráctil. Quizás las dos únicas pegas que pongo a este formato es: la primera, que el tono de la base solo se refleja en la tapa que cubre el producto por lo que si la perdemos no sabíamos identificar el tono exacto de la base y, dos, la tapa tiende a ser un plástico muy endeble por lo que en cualquier momento puede decirnos adiós y pensar en algún elemento que pueda aislar el producto para no contaminarlo y proteger la fórmula. Su precio es de 12,95€. 

Tonos: dentro de la gama existen 6 tonos diferentes (5 son los que tengo yo) y aquí podéis ver swatches de los mismos. 

De Arriba a Abajo (140 – 160 – 180 – 190 – 200)

Textura y fórmula: en cuanto a la cobertura, no dice nada al respecto. Pero tiende a ser una cobertura media justa para unificar el tono y cubrir imperfecciones. Su textura al ser cremosa permite trabajar el producto de manera rápida y fácil. Podemos usar tanto las manos, como una esponja o brocha para trabajarlo sobre el rostro. Mi herramienta favorita para este tipo de bases es, sin duda, una brocha densa y tupida ya que deja un aspecto perfecto en la piel. Después de un mes de uso puedo decir que este producto quizás sea idóneo para pieles no muy secas pero no apto para pieles demasiado grasas. Os pongo en antecedente: yo tengo la piel seca y, al usarla me da la sensación de ser algo grasosa pero en cuanto a transferencia no hay lo más mínimo por lo que supone una fórmula algo extraña. No se siente pesada en la piel y su acabado es semimate. Puede modularse la intensidad y cobertura, pero en mi opinión no lo recomiendo en absoluto. Una vez aplicada la primera capa y dispuesta a ir a por la segunda, en ocasiones, he notado la cara acartonada y algo agrietada por lo que el exceso de producto tiende a acumularse en líneas de expresión. Si vuestro fin es modular la intensidad para cubrir imperfecciones, os recomiendo aplicar producto solo en zonas que necesitéis hacerlo sin excederos demasiado. 

Existen unas ciertas ventajas y desventajas en esta base de maquillaje. Por un lado, refiriéndome a las ventajas puedo decir que al disponer de diferentes tonos dentro de la gama podemos utilizarlos no solo como fondo de maquillaje sino también para esculpir el rostro tanto para contornear o sombrear zonas concretas y dar puntos de luz para resaltar: mis tonos aptos para ello sería el más claro el 140 y el tono más oscuro que tengo el 200. Ambos funcionan bastante bien, aunque me decanto más por el 200 por el acabado y color natural que deja en el rostro. En cuanto al 140 no se me hace muy claro para el fin que busco y, en mi caso para la zona de la ojera no me gusta nada. No solo cuartea la zona sino que la reseca. Prefiero correctores de textura más líquida. Por otro lado, las desventajas son la poca diversidad de tonos existentes en la gama. Si el 140 sirve como fondo de maquillaje para pieles claras ¿qué tono podría ir perfecto a modo de iluminación del rostro? Ninguno, por que es el tono más claro. 

Y, terminando con esta parte, finiquito con el resultado y duración. Partimos de que promete 24 horas de duración y esto es algo contraproducente ya que, en primer lugar no deberíamos llevar una base de maquillaje tanto tiempo en la cara. Eso supondría acumular suciedad en el rostro y posible aparición de imperfecciones. Mi duración máxima es de 8 horas y, esta base como mejor me funciona es con un primer de poros ya que tiende a resaltarlos exageradamente. A las 6 horas la base tiende a desaparecer por las zonas más grasas de mi cara como la barbilla o atletas de la nariz (ahí supone una acumulación de producto interesante). En definitiva, es una base que utilizo junto con primers si o si y, más para utilizar a diario que, por ejemplo, ocasiones especiales o eventos. En verano, tendería a dejarla un poco de lado y utilizarla más en invierno por su textura tan cremosa. 

COLORETES E ILUMINADORES

Y ya termino este post eterno, con lo último que nos queda para dar por completa la entrada: los coloretes e iluminadores de la gama. Para ambos casos, presentan dos iluminadores y dos coloretes. Quizás la gama se quede un poco corta ya que los tonos son preciosos y quedan naturales en la piel (al menos los coloretes) los iluminadores no son muy sutiles que digamos. Tienen mucha potencia de luz y, las partículas de shimmer existen aunque son diminutas si nos ponemos a comparar con otros iluminadores Low Cost. Lo que más me gusta de ellos, es su duración: me atrevo a decir que es mucho mayor que la de la propia base aportando un toque de color y luz a las mejillas. 

He intentado luchar contra viento y marea sobre la mejor opción de aplicarlos en el rostro: aquí ya va en gusto de cada una. He probado con esponja e incluso aplicando con los dedos directa o indirectamente sobre el rostro, pero, mi opción favorita para ello y que dé un resultado mucho más natural en la piel es de la siguiente manera: 

Aplicando producto en la palma superior de la mano y, con un pincel sintético (concretamente el Setting Brush de Real Cosmetics), recoger producto y aplicando de forma suave sobre las mejillas y pómulos. Lo mejor de ello es que podemos modular la intensidad según nos apetezca. 

Aquí os dejo los swatches y tonos disponibles: 

Arriba (001 Sexy Flush) Debajo (002 Rosy Nude)

001 Sexy FLush. un rosa nude ideal para pieles blancas. Tiende a tener un subtono marrón que proporciona calidez a las mejillas. Es una buena opción si buscamos dar un toque a las mejillas sin excedernos. 

002 Rosy Nude. Como bien dice el nombre del tono, es un nude con una mezcla entre rosa/rojo creando una especie de color coral ideal para pieles medias y oscuras. También pueden optar por esta opción las pieles claras, ya que podemos modular la intensidad a nuestro gusto y sin excedernos de color.

Izquierda (501 Slay in Rose) Derecha (503 Oh my Jewels)

501 Oh My Jewels. Iluminador en tono Champagne . Ideal para pieles Medias y Oscuras.

503 Slay in Rose. Iluminador más blanquecino con subtono rosado. Ideal para pieles claras. En la última foto, las tapas donde se refleja el tono junto al iluminador están a la inversa, disculpad. 

 

Y, después de este pedazo de post, realizamos un descanso hasta la semana que viene. Mientras, si queréis seguir viendo novedades no os perdáis mi cuenta de Instagram. Ahí os voy subiendo cositas a diario para seguir creando ansia viva 🙂 

¡Que tengáis un feliz fin de semana! 

 

Besitos y hasta el próximo post. 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

17 + 1 =